Dark?

¡Aunque Sea La Villana, Me Convertiré En La Heroína! Capitulo 3

A+ A-

Capítulo 3


—Oh, estoy cansada.

 

Todos los complementos que había lucido en el cabello castaño volvieron al tocador uno a uno.

 

La doncella miró con entusiasmo a Floret y la mimo.

 

Desde que conoció a su media hermana en el estudio, Floret no se veía nada bien.

 

—Lady Floret, ¿no extraña el lugar donde solía vivir?

 

Bibi, la dama de honor, le habló y la peinó para que se sintiera mejor.

 

—¿Qué?

 

Por otro lado, Floret resopló de forma absurda.

 

La madre de Floret era una mujer que trabajó como sirvienta en la mansión del Conde Videl hace mucho tiempo.

 

Accidentalmente pasó la noche con su patrón y tuvo un bebé, pero fue expulsada de la propiedad bajo atmósfera que no toleraba a un hijo ilegítimo.

 

Como resultado, llevó una vida pobre, y cuando Floret abrió los ojos, las cosas no iban bien.

 

—Realmente no lo extraño. 

 

—Tu madre se enfadara.

 

Floret frunció el ceño, recordando el olor a estiércol y los zumbidos de los insectos que tuvo que soportar en cuanto abrió los ojos.

 

Una habitación que parecía un granero. Y una mujer que exudaba un olor agrio y fingía ser amable.

 

Qué sentimiento tan terrible se sintió cuando descubrió que la mujer que le acariciaba la cara con sus manos arrugadas era su madre.

 

—Me vendió y ganó mucho dinero, ¿de qué tendría que arrepentirme?

 

La expresión fruncida de Floret estaba tan marcada que Bibi se mordió los labios avergonzada.

 

—Está bien hacer una pregunta sin sentido. Por favor, háblame de esa chica. ¿Se llamaba Dahlia?

 

Bibi puso los ojos en blanco, incapaz de adaptarse al tono agudo de Floret.

 

Al parecer, hace unos meses, cuando ella y el Conde la encontraron, era una niña dócil e ingenua.

 

Sin embargo, escucho que estuvo enferma de gripe, cuando la volvieron  a visitar, su personalidad cambió como si se tratase de otra persona.

 

Tenía miedo de que pudiera haber otra alma en ella.

 

Se sentía como ver a una persona con dos personalidades cuando era amable solo frente a personas con un poco de autoridad.

 

—Señorita Dahlia Margaret. Tiene dos años más que usted.

 

—¿Bien?

 

Floret frunció el ceño al recordar el trato que le dio Dahlia.

 

Esperaba que fuera amable, pero después de ver el dorso de mi mano, comenzó a hablar despectivamente.

 

La hija que estaba a punto de debutar, tenía una cicatriz en su cuerpo. Parece que su madre no ha podido enseñar adecuadamente porque ha estado trabajando duro para ganarse la vida.  Desafortunadamente.

 

Estaba muy avergonzada de estar haciendo un alboroto con su forma de expresarse.

 

Floret apretó los puños mientras sus uñas se clavaban en la carne, expulsando su irá. 

 

—¿Qué más? 

 

—Se dice que ha admirado a Su Majestad durante mucho tiempo. Se están difundiendo rumores de que será escoltada por Su Majestad en el debut de Tangte Bell que se celebrará pronto.

 

—¿Emperador? 

 

Sorprendida, Floret abrió mucho los ojos y volvió a preguntar.

 

«Por supuesto, mientras haya un aristócrata en el mundo, también debe haber un emperador. ¿Por qué no pensaste en eso?»

 

Los ojos verdes brillaron.

 

—¿Quién es Su Majestad?

 

—Bueno… es el segundo hombre más guapo del Imperio, ¿no?

 

—¿Y?

 

Floret escupió la pregunta que era más importante para ella.

 

—¿Está casado? 

 

—No, no ha pasado mucho tiempo desde que tomó el trono, así que el asiento de la Emperatriz aún está vacante.  

 

—¿Es eso así?

 

—Por supuesto, el Conde asume que Lady Dahlia ascenderá a la posición de Emperatriz.  

 

Salvo lo último, todo fue la explicación que quería Floret.

 

—¿Puedo ir también al baile de debut en Tangte? 

 

—Sí, el Conde te trajo aquí con ese propósito.

 

—Está bien, Bibi. Ahora que está hecho, sal. Necesito dormir. Estoy tan cansada después de montar en el carruaje durante mucho tiempo.

 

Floret sonrió ante la respuesta satisfactoria y se levantó de un salto.

 

Tan pronto como se quedó sola, ella se acostó cómodamente en su espaciosa cama.

 

«¿Puedo dormir con las piernas estiradas?»

 

En comparación con el granero en el que estaba antes, estaba muy satisfecha.

 

—Pensé que fallecí injustamente…

 

Floret miró hacia el techo y sonrió.

 

Tenía miedo de que Cha Min-joo se suicidara, pero no sabía que terminaría muriendo con ella.

 

Cuando volvió a abrir los ojos, rompió a llorar sin saber qué hacer.

 

Estaba lleno de extraños por todas partes y, para empeorar las cosas, era incómodo incluso se estaba volviendo loca.

 

Pero cuando se miró de cerca en el espejo, sé sorprendió ver su cara y casi se cae. 

 

Porque el rostro de Floret Margaret era simplemente hermoso.

 

¿No puedo simplemente engañar al Emperador y tratar de joder a Dahlia?

 

No pude contener la risa mientras me imaginaba que también llegaría a la cima en esta vida.

 

☆゜・。。・゜✺ ゜・。。・゜

 

Han pasado unos días desde que Floret se unió oficialmente a la familia Margaret.

 

Desde el día en que la conoció, Dahlia vigilo a Floret sin perderse un solo día.

 

Sin mencionar que fue una pequeña palmada en el hombro, por supuesto hubo casos frecuentes de humillarla al hacer que su sirvienta arruinara su atuendo en secreto.

 

A veces, con este tipo de comportamiento, revelaba descaradamente el motivo del acoso y preguntaba cómo podía asistir al baile de debut.

 

Pero cada vez, la respuesta del Conde Videl fue la misma.

 

—Lo hice como un pretexto para atraer a la gente, así que incluso si mantiene la boca cerrada y se queda quieta, los hombres harán fila. Está bien.

 

Fue entonces cuando Dahlia se dio cuenta.

 

El hecho de que la propia existencia es solo un dispositivo en una novela.

 

Significa que no importa cuánto intervenga, no puede cambiar la narrativa del personaje principal «Floret».

 

A partir de ese momento, Dahlia yació enferma en la cama.

 

—Señora, ¿estás bien?

 

La dama que suele arreglar la habitación de Dahlia preguntó con cuidado mientras enrollaba las cortinas.

 

A pesar de que era tarde, Dahlia, que estaba acostada en la cama, saltándose las comidas, asomó la cabeza lentamente.

 

—Debería comer algo.

 

—No tengo hambre.

 

—Aún así, saltarse comidas puede dañar su cuerpo.

 

Ante la voz amistosa que se preocupó por ella, Dahlia levantó suavemente la cabeza.

 

Había una chica que parecía normal, pero tenía una linda y cálida impresión frente a ella.

 

Parecía cinco años más joven que yo.

 

Los cachetes regordetes no se cayeron, revelando además una suave expresión.

 

—¿Tu nombre es Anne?

 

Cuando la llamaron por su nombre, las mejillas de la criada se enrojecieron.

 

En el pasado, ella era una dama que era lo suficientemente fría como para no darle una sola mirada, pero nunca pensó que recordaba su nombre.

 

Escuchó que la personalidad de Dahlia ha cambiado mucho últimamente, por los rumores.

 

Viéndola hablarme así de repente.

 

Aunque había rumores de que había sido venenosa con Floret hasta hace poco, no importaba mucho.

 

—Sí, es Anne.

 

—¿Trajiste esa flor?

 

Dahlia levantó la mano y señaló el jarrón frente al marco de la ventana.

 

Allí, había una flor de Dahlia que la misma doncella había traído y plantado.

 

Los pétalos de color rosa pálido estaban fascinantemente combinados y había un resplandor.

 

—Si no te gusta, ¿debo de quitarla?

 

La cara de la criada se puso pálida cuando pensó erróneamente que Dahlia se estaba quejando.

 

Inmediatamente pensó que ella se iba a molestar, pero en cambio recibió una respuesta sorprendente.

 

—¿Eh? No, las flores son bonitas. Iba a darte las gracias.

 

Dahlia se recostó en la cama y miró hacia el techo, y el elogio que le dio a la criada la hizo mirarla fijamente, fue el primer cumplido que escuchó de la señorita después de entrar a la mansión y comenzará a trabajar allí.

 

Dahlia miró las flores con indiferencia.

 

Estaba en estado de shock, lo suficiente como para olvidar la presión por un tiempo.

 

Era una cosa tan desesperada decir que el desarrollo no cambió sin importar el esfuerzo que se hiciera.

 

Tan pronto como abrió la puerta y salió, numerosas sirvientas corrieron y rodearon a Anne. Anne miró los rostros de sus colegas con asombro.

 

En la actualidad, la preocupación más importante en la mansión Margaret aparentemente era el estado de Dahlia.

 

Anne calmó tranquilamente su asombrado corazón y contó lo ocurrido.

 

—La fiebre ha bajado, pero ella no tiene hambre y quiere saltarse su comida nuevamente.

 

Las criadas, que escuchaban la historia de cerca, negaron con la cabeza.

 

—Es muy extraño. Pensé que se volvió amable después de enfermarse, pero frente a Lady Floret vuelve a ser mala.

 

—Entiendo el corazón de mi señora.

 

Todos prestaron atención a las palabras de Anne. Expresó su opinión con firmeza sin dejar de recibir la atención de sus colegas.

 

Honestamente, si me acabara de enterar de que tengo una medio hermana y de repente fuera a vivir conmigo, tampoco me gustaría la situación.

 

El acto de Anne de defender a Dahlia resultó extraño y sus compañeras se rieron. Solo llamar a la puerta de Dahlia asustaba a Anne.

 

—¡Oh, eres graciosa! No hace mucho tiempo estarías temblando al llamar a Lady Dahlia.

 

—¡Bueno, eso es cosa del pasado! Hoy, la dama me felicitó. Dijo que traje bonitas flores…

 

Aquellos que hicieron cien buenas acciones estaban familiarizados. Sin embargo, las buenas acciones de un centenar de malas acciones eran desconocidas e impresionantes. Era solo eso ahora. Anne se puso de su lado con entusiasmo, ebria de la dulzura de las buenas acciones de Dahlia.

 

—Por eso la señorita Dahlia es más lamentable que la señorita Floret.

 

—También estás muy preocupada. 

 

Pero los pensamientos de las otras doncellas eran diferentes a los de Anne. Se encogieron de hombros o negaron con la cabeza e hicieron bromas sencillas sobre Dahlia.

 

—Simplemente está molesta, tiene que asistir al baile sola para llamar la atención del Emperador. 

 

Fue la razón por la que Dahlia se enfermó de repente.

 

—¿Cuándo se sentirá mejor? Estoy preocupado por mi señorita.

 

—¿Desde cuándo te preocupa Dahlia?

 

—¡Ah!

 

Una de las doncellas golpeó a Anne en el hombro como para decirle que espabilara.

 

Anne miró hacia atrás con sorpresa. Allí estaba una doncella mirándola con ojos severos.

 

—Anne, deberías tener cuidado con lo que dices. ¿No sabéis que nuestra señorita Floret también participará próximamente en el baile de debutantes?

 

Era la doncella de Floret, Bibi.

 

—Si tienes el mismo tiempo para hablar sobre lo mismo, hagan sus tareas rápidamente.

 

Incluso entre las sirvientas, hubo una pequeña lucha por el poder.

 

Bibi, que se convirtió en la criada personal de Floret. 

 

A diferencia de Anne, que es pequeña y de mente débil, Bibi sabía cómo acosar y quebrantar a los demás.

 

—Anne, ¿te gustaría salir conmigo un minuto?

 

Cuando las doncellas se dispersaron, Bibi extendió la mano y reveló su desaprobación.


Traducción Miky

Corrección Sobralia

Tags: read novel ¡Aunque Sea La Villana, Me Convertiré En La Heroína! Capitulo 3, novel ¡Aunque Sea La Villana, Me Convertiré En La Heroína! Capitulo 3, read ¡Aunque Sea La Villana, Me Convertiré En La Heroína! Capitulo 3 online, ¡Aunque Sea La Villana, Me Convertiré En La Heroína! Capitulo 3 chapter, ¡Aunque Sea La Villana, Me Convertiré En La Heroína! Capitulo 3 high quality, ¡Aunque Sea La Villana, Me Convertiré En La Heroína! Capitulo 3 light novel, ,

Comment

Chapter 3