Dark?

El reinicio de la dama capitulo 2

All chapters are in El reinicio de la dama
A+ A-

                                   La Loca Del Hacha

                                    Capitulo 1 parte 2

                                 

 

-Mmm-hmm.

 

Isela sintió un intenso dolor de cabeza cuando abrió los ojos. ¿Qué es este lugar? Anoche el banquete duró demasiado, así que para descansar la acompañaron a la habitación de invitados de la mansión Haier.

 

—Incluso la habitación de invitados es barata aquí.

 

Le dolía la espalda por el colchón, a diferencia de su habitual cama mullida y suave, la cama llena de paja era una tortura para su cuerpo.

 

Todavía era un amanecer con poca luz., Cuando abrió la ventana el viento frío enfrió su mente.

 

En el jardín, los capullos de flor se rociaron con el rocío de la mañana.

 

“Algún día, todas estas cosas pertenecerían a nuestra familia.

 

Cuando pensó en eso, Isela se sintió llena de afecto hacia el Feudo Haier.

 

convertiré en una buena amante y también seré una novia digna de Raymond”

 

—¿Eh?

 

Cuando se llevó la mano a la garganta se sintió vacía.

 

—¡¿Eeeh?!

 

El collar regalado por Raymond…

 

“¡NO, ES MIO!  Raymond podría decepcionarse de mí… ¡Mi collar!”

 

Es un regalo después de mucho tiempo.

 

Isela buscó apresuradamente en la cama, ninguna cosa.

 

Sus ojos se volvieron blancos.

—¡No!

 

“¿Qué debo hacer, si es esa perra de Haier quién se llevó mi collar?”

 

Tal vez no… si no fue ella, si fue alguna doncella o sirviente quien lo tomó, los atraparé y los mataré.

 

Pero y… ¿si se llevaron a la persona ó ya se a escapado? Era algo tan valioso que un plebeyo ni siquiera podía soñar con tocar, incluso si trabajaba toda su vida.

 

—¡Aaaaahhhh, mi collar!

 

Isela se arrastró por el suelo. ¡¿Lo dejé caer? ¿Qué tengo que hacer? De ninguna manera alguien se llevó mi collar!…

 

(Toc-Toc)

 

—¡¿Quién es?!

 

—… señorita, traigo agua para que se lave.

 

La puerta se abrió y entró una doncella de piel oscura con agua caliente. Isela no estaba de humor para lavarse, más bien tomo a la criada y le preguntó: —¡¿Quién me trajo aquí ayer?!

 

—… Escolté a la señorita. La señorita tenía mucho sueño cuando se movía, lo que podría haberle causado …»

 

—¡¿Quién se llevó mi collar?!

 

—¿Qué?

 

—¡Mí collar, mí collar no está!

 

—Pongo la ropa dentro del armario, tal vez esté allí.

 

Aunque Isela rebuscó en el armario, no había ningún collar en el, con creciente ira abofeteó la mejilla de la criada.

 

(Bofetada)

 

En su piel oscura, las uñas de Isela trazaron un rastro.

 

—¡Encuéntralo ahora mismo! ¡A cualquier costo!

 

Isela arremetió con voz enojada, la criada levantó la cabeza y miró a Isela mientras se cubría las mejillas.

 

Isela se sorprendió, con los ojos bien abiertos mirando a Isela, la criada se rió.

 

—Si falta, no se puede hacer nada.

 

Isela agarró el cabello de la criada, en ese momento se abrió la puerta. Karen en pijama miró a Isela ya la criada con ojos de sorpresa.

 

Karen le preguntó a Isela:

—… ¿Qué, qué es todo este alboroto?

 

—¡Mí collar no está!

 

–¿Qué? Señorita Isela, repítalo lentamente. ¿Te refieres a tu collar?»

 

—¡Sí, falta mi valioso collar lo dejé en el armario, pero ahora no se ve por ningún lado y sospecho de tu sirvienta!

 

Dijo Isela mientras escondía los restos de carne en las uñas de sus dedos.

 

—Entiendo, podríamos intentar encontrarlo con todas las doncellas y sirvientes, aún está por amanecer afuera por ahora, refresca y vístete Isela.

 

—¡Eso no es importante en este momento …!

 

Isela cerró la boca, porque Karen no fue la única persona que bajó debido al alboroto.

 

Los criados y doncellas de la mansión Haier la miraron con desprecio, los subordinados de su padre también la miraban con ojos desesperados.

 

Mientras reprimía su temperamento explosivo, las lágrimas caen de sus ojos.

 

—También me gustaría que consideraras que aunque Nancy es una sirvienta, es alguien que lleva mucho tiempo a mi lado.

 

Isela se enfureció por las palabras obviamente molestas de Karen, pero aun así bajó la cabeza.

 

Ese día la mansión se revirtió por completo, pero aún así no se encontró el collar, Isela se mordió las uñas, Desde el jardín  hasta la cabaña de las criadas, luego la habitación de Karen, incluso debajo de la alfombra y la curva de los árboles, se registraron minuciosamente todos los rincones y grietas, pero resultó ser en vano.

 

Isela insistió en registrar la habitación del señor Haier, pero bajo la apresurada sujeción de Verdik, gritó.

 

—Padre ¿Qué debo hacer?

 

—Ni siquiera puedes cuidar de un collar ¿por qué estás actuando así conmigo?

 

Verdik amaba a su hija pero no pudo evitar fruncir el ceño cuando escuchó el alboroto matutino. Al hacer el trabajo inicial para negocios intrincados, este tipo de cosas eran muy irritantes.

 

En un momento como este, cuando hay que tener cuidado con cada palabra y cada paso, no valía la pena hacer tanto alboroto solo por un collar.

 

Ni siquiera era un anillo, solo un regalo casual, Vedik todavía puede recordar la cara contundente de Raymond ordenando en la tienda diciendo —Consígame el más caro.

 

—Pero es un regalo de Raymond.

 

Verdick sintió lastima al ver a Isela y al mismo tiempo suspiró ante su inmadurez, era una hija ganada con tanto esfuerzo a su edad avanzada y quería criarla bellamente y casarla con un hombre decente.

 

Verdik se sintió culpable al ver a su abatida hija.

 

Regañarla era fácil, pero difícil de rectificar. No hay que denunciar ni renunciar de su hijo.

 

Las palabras que le dijo al propietario resonaron en él: —querer dar todo lo mejor a un hijo, está en el corazón de todos los padres.

 

Un buen cónyuge es lo que un padre más quería darle su hijo, Raymond fue el activo y más preciado que Verdik le dio a Isela.

 

Hasta cierto punto, fue problemático porque era demasiado superior.

 

El compromiso podría haber sido una buena combinación donde la riqueza y la fama se intercambiaron por igual pero el éxito repetido de Raymond distorsionó ese equilibrio.

 

Además, cuando el hijo mayor del barón se enfermó Raymond se convirtió en el sucesor del título para convertirse en el hombre más buscado en los círculos superiores de un segundo hijo de una familia barón caída.

 

Un prometido excesivamente superior, hasta cierto punto puede afectar negativamente la relación. El compromiso es solo para estar comprometido a diferencia del matrimonio. En el compromiso, cuando no hay mucha ganancia de un lado, la relación puede verse en peligro.

 

Los Evans también notaron esto de Raymond, por eso había querido comprar la tierra a la fuerza para mejorar su clase, pero esta hija ignorante está teniendo un ataque solo por un collar.

 

—Aunque el regalo de Lord Raymond es de excelente calidad, si te sientes muy mal por la pérdida te buscaré uno similar. Aquí bajo los ojos de Lord Haier, no se puede estropear el plan.

 

—…puede parecer similar, pero no es de él.

 

—Pero el error fue tuyo, querida.

 

—…..

 

Con rostro hosco, Isela avanzó hacia su habitación.

 

Paso a paso, junto con los pasos de Isela, un sonido similar al de las ratas silenciosas corriendo, resonó en ese edificio de piedra desgastado por el tiempo.

 

Isela se sintió disgustada con el castillo, al final no pudo encontrarlo.

 

Debido a que buscó el collar todo el día, su vestido se había ensuciado durante mucho tiempo a lo largo de sus manos. A pesar de que se cambió los zapatos por las sandallas baratas que usaban los sirvientes, fue un desastre.

 

Ella parecía un desastre.

 

—Raymond… se decepcionará.

 

Quería usar ese collar para conocer a Raymond, aquí en esta mansión, esta mansión que pronto será mía, esperando que él descansé aquí cuando se sienta cansado.

 

Quiero demostrarle que ahora también tengo la calificación para convertirme en una amante que pueda cuidar de un feudo.

 

Ella abrió la puerta, entonces Isela encontró el collar.

 

Es por alla, mi collar… ¡como era de esperar, esa perra lo tomó!

 

El collar estaba colgado del cuello de la criada, ella, una puta barata llevaba ese collar caro que no le sentaba bien.

 

Como sospechaba Isela, esa doncella fue la que le quitó el collar, pero Isela ya no podía lanzar su ira contra esa doncella.

 

Porque ya no había nada debajo de su cuello.

 

Isela bloqueó su boca abierta, de donde se filtraban gritos agudos.

 

¡Padre ayúdame, querido Dios, no cometí ningún crimen!

 

¡NO!

 

Mientras desenredaba su cabello despeinado, Isela salió corriendo locamente de la habitación al pasillo. Ella simplemente corrió sin ningún destino y con los ojos en blanco.

 

Un cadáver, fue asesinado y cortado del cuello… ¡¿Quién la mató y la puso en mi cama ?!

 

—… ¡Aaah!

 

Isela resbaló y cayó al suelo, el dolor se apoderó de ella y sintió aire frío por todo el cuerpo.

 

Isela se estremeció cuando los gemidos escaparon de su boca mientras se sentaba en sus rodillas y se apoyaba contra la pared.

 

Una noche oscura sin luna, el interior de la mansión estaba oscuro y en el pasillo no había ni una sola luz, estaba asustada y el miedo se apoderó de ella.

 

—¡ah, eh, eh, ah, ah aah!

 

El frío muro de piedra enfrió un poco a Isela.

 

¿Acabo de soñar? No puede soportar semejante atrocidad ni siquiera en las obras de teatro. ¡¿Qué acabo de ver? ¿Fue acaso real?!

 

 

 

 

Tags: read novel El reinicio de la dama capitulo 2, novel El reinicio de la dama capitulo 2, read El reinicio de la dama capitulo 2 online, El reinicio de la dama capitulo 2 chapter, El reinicio de la dama capitulo 2 high quality, El reinicio de la dama capitulo 2 light novel, ,

Comment

Chapter 2