El reinicio de la dama capitulo 4

All chapters are in El reinicio de la dama
A+ A-

                                       La Loca Del Hacha

                                        Capitulo 1 parte 4

 

 

—Dijiste que el trabajo era tan agotador así que te vas a tomar un descanso, gracias a eso otras criadas piensan que te fuiste. Te comiste todo lo que te di…. y te quedaste dormida de inmediato.

 

—…..

 

Así que tú eres el culpable.

 

Ella tocó su cara, hacía calor.

 

—Sabes Nancy, tuve un sueño durante 100 años.»

 

—…..

 

Fue difícil descifrar la expresión de Nancy cuya boca estaba bloqueada. Pensó que era difícil descifrar los pensamientos de Nancy a través de sus ojos, sus ojos simplemente reflejaban la luz y la expresión de su rostro provenía de sus músculos faciales.

 

Pero la boca de Nancy estaba bloqueada, por lo que era difícil adivinar lo que quería decir por las arrugas alrededor de sus ojos. Aunque Karen sentía curiosidad por lo que Nancy quería expresar se contuvo sería problemático que Nancy gritará.

 

—Uhm… seguí muriendo una y otra vez durante 100 años todos intentaron matarme y algunos lo lograron, así que ahora también quiero probarlo, este es mi primer asesinato, así que no será tan fácil pero haré mi mejor esfuerzo, como tuve muchas experiencias de ser asesinado, creo que puedo hacerlo.

 

Ella derribó a Nancy la gruesa alfombra colocada en el suelo absorbió el ruido y Nancy trató de soltarse.

 

Karen eligió una bufanda, esta oportunidad era demasiado buena para perderla. Por la tarde, Nancy pidió un tiempo libre a Karen mientras se quejaba de la mala educación de Isela.

 

Nancy también dijo que se iría a comprar licor al centro un leve olor a alcohol flotaba en el aire.

 

Nancy olvidó algo para llevar, así que regresó y en el camino también informó que estaría fuera por una semana y preguntó si Karen necesitaba algo de ella… karen solo quería una cosa.

 

Tenía muchas.. muchas ganas de matar.”

 

—Hace unos 10 años una vez me mataste…¿Por qué? Ah no, no quiero encontrar fallas ahora.

 

Mientras decía algunas palabras alegres Karen le dio algo de comida mezclada con algunas de las drogas de Dulan.

 

Debido a las acciones de Isela durante el día, Karen no tenía mucho apetito por lo que otras sirvientas le dejaron la comida.

 

Nancy estaba acostumbrada a comerse la comida sobrante y se la comió sin una segunda mirada.

 

—Solo tengo curiosidad, debe doler mucho… desde ese momento había sentido mucha curiosidad.

 

Pero ella no podrá escucharlo ahora….

 

—¿Me lo dirás la próxima vez?

 

Se subió encima de Nancy y sintió el corazón que apenas latía, un cuerpo flotante.

 

Cuando sintió el cuerpo que se movía debajo de ella Karen se sintió emocionada, se sentía como si estuviera volando alto en el cielo.

 

—La próxima vez a cambio de esto, puedes morir por ti mismo.— Karen apuñaló su cuerpo.

 

Mientras Karen recordaba ese momento su cuerpo tembló de emoción, en ese momento solo pudo describirlo como amor.

 

El temblor que traspasaba las ataduras de la ropa, la sensación de dominar a los demás. Tal vez el destino debe haberla matado más de 100 veces por este sentimiento tan emocionante.

 

También otra mujer se estaba preparando para darle esa emoción una vez más, lo esperaba tanto que quería correr hacía adelante y bañar a Isela con besos.

 

Estos personajes eran demasiado encantadores ¿Qué hará ella, uhm? ¿Gritará? ¿Buscará a ese distinguido padre suyo? ¿o llorar añorando a Raymond que no está aquí?

 

—No tengas miedo.

 

—…sí.

 

Isela caminó confiando en las manos de Karen.

 

¡Jajaja No, no hay nada que temer, porque no te voy a matar ahora!

 

¡Porqué después iré a tu mansión a matar más, más y más! En esta casa no hay mucha gente, así que no puedo, ella apenas podía reprimir su risa.

 

—Y-yo… de verdad es algo extraño yo..

 

—Sí, si—Karen respondió dulcemente con una sonrisa.

 

En los ojos de Isela, se sentía como una sonrisa de una amable hermana que estaba cuidando de un niño asustado. Isela sintió que la contraparte de ella sería infantil ya que ella no estaba dispuesta a ser amigas, pero en ese momento ella estaba fascinada por la sonrisa de Karen.

 

Esa sonrisa que Karen le dio a Isela fue una ilusión, era similar a un hada que le promete que no hay nada de qué preocuparse.

 

—No hay nada que temer.

 

Ella sintió que los miedos que sintió se olvidaban, así que abrió la puerta de su dormitorio.

 

 

—¿Fue en serio?  ¿tal vez fue solo tu imaginación?

 

El vestido y la cama de Isela ensuciados por la sangre menstrual crearon esa ilusión.

 

El cuerpo de ella era sensible debido a la menstruación, la almohada, el collar y un sombrero olvidado por error por alguna criada… todos juntos engañaron a Isela.

 

Ella no fue llamada por su padre y regañada o gritó a todo pulmón asustada molestando a todos, solo para sentirse avergonzada.

 

Mientras ella soltaba un suspiro de alivio, Isela se sentó en la cama.

 

Parece que se puso nerviosa cuando vio la sangre, también se colocó allí un collar y un sombrero.

 

Recogieron el collar que ella buscó como el infierno, simplemente juzgué mal por el agotamiento de todo el día y vi sangre encima de eso. Eso debe ser.

 

Mientras Isela sujetaba con fuerza el collar se volvió hacia Karen, simplemente juzgó mal todo, Isela se sintió aliviada

 

—Me disculpo, Señorita Haier.

 

—…..

 

—Me gustaría dormir en otra habitación ¿puedo usar la habitación de al lado?

 

Pero Karen no dijo una palabra Karen tenía un rostro débil y asustado.

 

Isela llamó a la asustada karen.—¿Haier?

 

—Oh eso es un alivio, Oh sí por supuesto que puedes, la siguiente habitación está vacía así que puedes usarla. Mañana mandaré a algunas criadas para que se ocupen de esta habitación.

 

(Tock- Tock)

 

Karen abrió la habitación contigua e hizo entrar a Isela.

 

—Puedes usar esta habitación sin preocupaciones.

 

—Gracias.

 

El temor se había ido y se sintió aliviada, Isela sintió un parentesco con Karen, quería conversar más pero Karen cerró la puerta mientras le decía que descansara bien por la noche.

 

Isela se aferró al collar como si fuera un tesoro y cerró los ojos. Nunca más lo perdería.

 

 

Raymond ¿Cuándo podré verte de nuevo? Estoy muy ansiosa y se siente muy difícil no verte.

 

Te extraño.”

 

 

—……….

 

Sí no le cortaron la cabeza ¿Le molestaban los arañazos que le dejaron las uñas? Debe darle a esa doncella algo en forma de  disculpa. Con estos pensamientos Isela se fue a la tierra de los sueños.

 

El día fue demasiado agotador y atormentador para ella.

 

Cuando cerró la puerta Karen se sentó en la cama como Isela hace un momento.

 

“Faltaba el cadáver.”

 

 

 

 

 

 

Tags: read novel El reinicio de la dama capitulo 4, novel El reinicio de la dama capitulo 4, read El reinicio de la dama capitulo 4 online, El reinicio de la dama capitulo 4 chapter, El reinicio de la dama capitulo 4 high quality, El reinicio de la dama capitulo 4 light novel, ,

Comment

Chapter 4