El Reinicio De La Dama Capítulo 9

All chapters are in El reinicio de la dama
A+ A-

El Reinicio De La Dama 

Capítulo 9

 

—No, no deberías.

 

 

El jinete se asustó.

 

 

—¿Desde cuándo te convertiste en mi maestro?

 

 

—Si el Maestro Mayor o Dulan se enteran de esto, seré yo quien muera.

 

 

Eso no es asunto mío. Karen bajó ligeramente la cabeza.

 

 

De hecho, Karen tampoco quería hacer una escena, más bien era un trabajo para ella. Algo que ya estaba en el libro, algo que estaba destinado a suceder.

 

 

Karen debe salir del condado ya que había muchas razones para que saliera. El Circo llamado por los Evans, la famosa banda, o los comerciantes que vendían artículos / objetos únicos y extraños.

 

 

Engatusando al jinete de su familia, Karen quería salir sola del pueblo para ver el espectáculo. Porque recientemente, debido a los Evans, los vagones han estado en constante movimiento, por lo que si un vagón se ha ido por un poco más de tiempo, no será tan obvio.

 

 

Su padre y su prometido están ocupados e Isela dijo que no se sentía bien, por lo que no pasaría el rato con ella. En esta situación en la que incluso los sirvientes estaban ocupados, Karen no pensó en quedarse abajo. De hecho, desea quedarse quieta, pero necesita hacer lo que hace una protagonista femenina porque solo así las cosas pueden ir más fáciles. Mientras tanto, Karen estaba interpretando el papel de una Agassi que se escapó de su casa debido a la congestión en la casa.

 

 

Su cabello estaba cuidadosamente trenzado y recogido. Una flor estampada de una sola pieza, aunque ordenada era vieja. Se cubrió con una capa hecha de tela tosca. Aunque no estaba tan mal, no era algo que una sangre azul normalmente usaría.

 

 

No significa que las cosas viejas no siempre sean buenas. Reprimiendo su incómoda sensación de llevar un vestido que no le quedaba bien, bajó por el pueblo sin que nadie la acompañara. El jinete estaba tan sucio como un ratón doméstico y tenía la cara torcida. Aunque era ridículo llamar a un subordinado diciéndole que se estaba escapando sola, había un camino único y uno empinado, por lo que ir solo era imposible.

 

 

Recordando al aventurero que fue al bosque pero le perforaron el intestino, condenó al jinete. De todos modos, escuchó que recientemente los carruajes habían estado ocupados yendo y viniendo, por lo que contempló tomar el carruaje público desde el centro al regresar, pero fue inútil. Karen lo golpeó con sus zapatos y lo intimidó.

 

 

—¿Quién te da el salario?

 

 

—Es el Señor. No Agassi.

 

 

Incluso movió sus manos y acercó sus labios, mientras ella extendía su mano.

 

 

—¿Qué tal esto?

 

 

Ella aportó dinero. El jinete abrió mucho los ojos por un momento y los cerró. Aunque era codicioso, el factor de peligro era demasiado alto.

 

 

—Me podrían despedir …

 

 

Lo que significaron sus vagas palabras fue que si ella le da más dinero, él puede acceder. Karen realmente quería gastar el dinero afuera, así que ignoró esa opción.

 

 

—Oye, ¿cuántas probabilidades hay de que te despidan?

 

 

—Pero si Agassi va solo y pasa algo, seguramente me despedirán.

 

 

No ha pasado mucho tiempo desde que se convirtió en adulta. Hacia el jinete que tenía la cabeza gacha, ella entrecerró los labios, frunció el ceño y golpeó directamente su pie. ¡Ese movimiento estaba gritando su intención de que iba a jugar! Horseman negó con la cabeza como si estuviera cansado de eso.

 

 

—Volveré en silencio sin causar un incidente, ¿no es eso todo lo que es importante? obtendrás una moneda extra. También, de hecho, aquí es solo un … campo. ¿Cuándo tendrás una oportunidad como esta?

 

 

—Incluso si es un campo, hay muchas cosas que no son adecuadas para una señorita bien educada como Agassi.

 

 

—¿Qué, como esos pubs / tabernas con mujeres?

 

 

—No qué … aunque no es tan particularmente …

 

 

—Además, aunque es un campo, recientemente han llegado muchas cosas interesantes y todos están compitiendo por verlas.

 

 

—Entonces Agassi puede ir con Dulan.

 

 

—¡No quiero!

 

 

El jinete chasqueó la lengua al ver la detestación de Karen.

 

 

—Es peligroso para una mujer sola, así que absolutamente no. Entonces … mm, si Agassi insiste, entonces ve con un subordinado.

 

 

*N / T: déjame aclarar que Karen quiere salir sola, pero debido a la carretera, necesita que alguien la acompañe al centro, sólo hasta allí y pueda salir sola. Así que ahora mismo está negociando con un jinete para que la lleve hasta allí. Pero no está de acuerdo.

 

 

—Pero todos están ocupados.

 

 

En respuesta a sus ojos que decían: «¡Así que quieres salir incluso después de saber eso!», Karen lo miró con una expresión de «¡Por eso me escapo!»

 

 

—Eso, dado que ha estado muy ocupado recientemente … será mejor descansar un poco … También la criada personal de Agassi se encarga de la limpieza y también es personal de cocina, si se toma un tiempo libre.

 

 

—Qué.

 

 

Los mismos diálogos se repiten tantas veces, se siente incompatible. Algo que resultaba molesto. Sí claro. La conversación habitual que ocurre aquí, continúa así.

 

 

Y ella ya no tiene paciencia. Karen presionó una mano sobre su corazón palpitante. ¿Cómo continuará esto? ¿La próxima carta? Una apuesta. ¿De qué manera / forma se mostrará?

 

 

—Te … te gusta Dona, ¿verdad?

 

 

El jinete entró en pánico notablemente cuando la piel comenzó a arder.

 

 

—¡No, no, no lo hago! No por encima de eso, por qué, de repente…

 

 

—¿Entonces la odias?

 

 

—No, no es así…

 

 

—Oh, Dios mío, mira, tu cara está toda roja.

 

 

—He vivido 10 años más que Agassi.

 

 

—¡Entonces eres 10 años mayor que Dona!

 

 

Ella se rio de la cara que parecía estar hirviendo. La expresión del jinete se relajó. No hay nadie que pueda ir en contra de su jefe y una belleza en eso. En un momento la atmósfera se suavizó.

 

 

—Lo siento, lo siento, no fue para burlarme. Solo que ha estado ocupada recientemente.

 

 

—Por eso estaba pensando en regalarles algo, también escuché que han estado circulando muchas cosas nuevas y también puedo mirar a mi alrededor.

 

 

—Ir solo, absolutamente no puedo.

 

 

—Está bien, le daré un descanso a Dona. Podemos simplemente jugar juntos.

 

 

—Aun así, 2 mujeres solas no pueden.

 

 

—Lo tengo, lo tengo.

 

 

Ella levantó las manos en un gesto de rendición.

 

 

—Solo me llevaré a un sirviente. Hm, es bastante difícil para una mujer vivir.

 

 

Dejando atrás al jinete cuyo rostro enrojecía cada vez más, y evitando las miradas de las doncellas mayores, se dirigió al cuarto de las doncellas, donde Doña dormía en un rincón. Karen la llamó y se dio la vuelta.

 

 

Una conversación moderada, un humor leve, las quejas habituales y un final fácil.

 

 

La ama de llaves Helen habló con Dona y Karen con una cara claramente escrita con “¡Hay mucho trabajo por hacer y ustedes quieren salir a jugar! Bowen miró la hora por un momento y enfatizó que debían regresar antes de la cena y ponerse el sombrero.

 

 

—¡Ven rápido!

 

 

Karen fue hacia el carruaje llamando a la doncella y al sirviente con voz emocionada.

 

 

El camino para salir a jugar, cuántas veces se repitió. La refrescante brisa le hizo cosquillas en el pelo. El aire estaba limpio y fresco. Subiendo al carruaje con ayuda, Karen miró a Dona que la seguía y Bowen caminaba lentamente con una cara emocionada.

 

 

Cuando se escuchó una voz joven y emocionada cerca del carruaje, Karen trató de sonreír. El cambio es para disfrutarlo, así que ella debe sonreír. Después de muchos intentos, pudo esbozar una sonrisa antes de que Dona subiera al carruaje. Haciendo un escándalo diciendo lo emocionada que estaba, Dona miró por la ventana. Karen también miró hacia afuera, murmurando que también lo estaba esperando.

 

 

La historia cambió. Un acontecimiento feliz. Estas salidas siempre fueron con Nancy. Cuánto de la historia puede cambiar con el cambio en la criada acompañante. ¿Conducirá a una nueva conversación o conducirá a un nuevo lugar? No sé, no es lo que deseaba.

 

 

Una salida crucial, porque “El incidente” y “El Encuentro” ocurren en esta salida. Después de eso, regañar y despedir al jinete son todos triviales. ¿Cual era su nombre? Karen no se preocupó por recordar su nombre olvidado, alguien que solo existe por un par de palabras. Pero hay una cosa. Karen cerró los ojos y respiró hondo por una vez.

 

 

Ese jinete solía sonrojarse al ver a Nancy.

 

 

*N/T: Ahora cambió a Dona

 

 

Siempre por estos cientos de años.

 

 

***

 

 

El negocio estaba floreciendo.

 

 

Dona, que nació y se crio en este condado, estaba con los ojos muy abiertos y decía que antes no era así. No había tal camino antes, era un basurero allí, vagando por ahí, estalló en exclamaciones. El desarrollo progresaba como loco. Como era de esperar de una larga caza preparada de Evans.

 

 

—Mira allí, Dios mío … ¡Qué gran circo viene a nuestro pueblo!

 

 

—Si.

 

 

Evans no estaba tratando de arrancar la melaza de Haier, sino de devorar todo el condado. El condado se estaba desarrollando como loco por el enorme bombardeo financiero y la perspicacia de Evans. Los hombres del condado estaban confundidos, pero aún así no podían apartar la vista de la riqueza y el entretenimiento que les brindaban, enviando sus saludos a los Evans internamente.

 

 

Incluso Dona, que era hostil con los Evans, no pudo contener su entusiasmo al ver tales vistas y molestó a Bowen.

 

 

—Allí … Bowen …

 

 

—…

 

 

—…Si.

 

 

Las dos chicas miraron a Bowen con ojos brillantes. Bowen solo pudo verificar la hora sin poder hacer nada y recordarles una vez más que no pueden llegar muy tarde y compraron los boletos.

 

 

—Todavía hay tiempo, así que echemos un vistazo más.

 

 

—Bien.

 

 

La multitud aumentó. El anciano padre que no estaba interesado en los negocios y su tonto prometido serán devorados por los astutos comerciantes de la ciudad. Karen sabía este hecho, pero nunca pensó en interferir en esta vida.

 

 

Haier estaba cayendo sin problemas y, por lo tanto, esas cosas eran triviales para la actual Karen. Familia en quiebra, todo confiscado, las comidas se estropearán, Dulan regresa al monasterio y el Señor desesperado tomará su último aliento en agonía. Una bella tragedia para adornar a la protagonista femenina con un encanto lastimoso.

 

 

—¡La calle está tan llena!

 

 

Las chicas que galopaban entre la multitud hicieron que Bowen las alcanzara con pasos apresurados. Karen y Dona recogerán esto y luego, mientras Bowen pagaba y las lleva. Y cuando mire a su alrededor, estarán husmeando en la distancia. El sirviente estaba harto.

 

 

—Tsk, Tsk, los hombres que hacen trabajos cómodos son realmente débiles.

 

 

Dona, riendo, entró en una tienda de sombreros seguida de Karen y Bowen se quedó afuera. Sería incómodo entrar en una tienda que vende productos femeninos. La tienda llena de telas ondeando, flores decorativas y varios sombreros era un lugar que puede emocionar las mentes. Además de los sombreros, también tenían montones de accesorios, herramientas de costura y mucho más.

 

 

Karen era la heredera del señor del condado, por lo que nunca trajo cosas vendidas en estas tiendas. Las mejores cosas estarán dedicadas al Señor y las buenas costureras no abrirán tiendas como estas, sino que pertenecerán a la Mansión.

 

 

Sin embargo, deambulando así, tiene un encanto único independientemente de su calidad, un tipo diferente de disfrute. Karen eligió a las doncellas y miró a su alrededor. Doña miró fuera de la tienda a través de la ropa y susurró: —No puedo tragarme que a esos sirvientes se les asigne un trabajo de baja categoría.

 

 

—¿En realidad?

 

 

—Sí.

 

 

—Pero tienen que hacer la mayor parte del trabajo físico, ¿no?

 

 

—¿Como servir té o llevar equipaje para los invitados o abrir la puerta?

 

 

—¿Por qué lucir tan abatido?

 

 

—El trabajo se amontona en una montaña. Solo pude salir gracias a Agassi.

 

 

Se dio la vuelta con el sombrero.

 

 

—No creo que eso sea correcto.

 

 

Dona se pone hosca y coge otro sombrero. El gran sombrero hecho de tela azul cielo era muy adecuado para el cabello castaño de Dona.

 

 

Ella sonrió en el espejo para ver si lo sabía, pero Karen negó con la cabeza.

 

 

—Este verano va a ser bastante caluroso, y un bote sería mejor que un gorro de tela como ese. Cubrirse la cara es bueno, pero la tela estará caliente y tu cabello se pegará al sudor.

 

 

—¿Este verano?

 

 

No puedo comparar porque no sé «otro verano», Pero sé que todos ustedes son usuarios y comerciantes, y están sesgados, y se arremangarán y no usarán ropa interior.

 

 

 

 

Tags: read novel El Reinicio De La Dama Capítulo 9, novel El Reinicio De La Dama Capítulo 9, read El Reinicio De La Dama Capítulo 9 online, El Reinicio De La Dama Capítulo 9 chapter, El Reinicio De La Dama Capítulo 9 high quality, El Reinicio De La Dama Capítulo 9 light novel, ,

Comment

Chapter 9