Dark?

Historia En La Biblioteca Capítulo 24

All chapters are in Historia en la biblioteca
A+ A-

Historia En La Biblioteca 

Capítulo 24

 

“Yo … ¡es hora de que salga del trabajo!”

 

¡No debería haber trabajo de horas extras! Al final, no pudo tolerarlo más y se levantó abruptamente de su asiento. Luego, comenzó a huir sin mirar atrás y despedirse.

 

“…….”

 

Dejado completamente solo, los ojos de Ray la siguieron alejándose con una mirada de sorpresa antes de estallar en carcajadas como si se deleitara con su ternura.

 

¿Me pasé por la borda?

 

Ella lo había molestado tanto que él tuvo la idea de burlarse de ella, pero no había predicho que ella huiría de una manera tan apresurada. Antes de que pudiera decir algo, Vivian recogió sus pertenencias y salió apresuradamente de la biblioteca a la velocidad de la luz.

 

Sus reacciones fueron bastante peculiares y extremas.

 

Qué inesperado. No pensé que ella estaría tan avergonzada.

 

Volteó el libro de un lado a otro, y después de comprobar que el sello de la biblioteca no estaba marcado, inclinó la cabeza confundido.

 

***

 

Hice un desastre total.

 

“Dejé mi cuaderno en la biblioteca …”

 

Vivian, que parecía tan empobrecida como si acabara de salir de la tumba, murmuró abatida. La habitación estaba patas arriba como si una tormenta la hubiera atravesado.

 

Cuaderno de ideas de Perdi. Todo lo que estaba escrito en su interior, la trama de la novela, las diversas posiciones, las líneas eróticas, los lugares, las situaciones, los estados de ánimo, valía tanto como su vida.

 

Sin mencionar que las intimidades sexuales que habían tenido lugar en la biblioteca habían sido escritas con excesivo detalle. Incluso si recordara sus notas y reescribiera las escenas, le sería imposible recrear las mismas situaciones con la misma atmósfera.

 

Pero, ¿cómo es que no podía recordar dónde había dejado ese cuaderno, que era más preciado que su propia vida? ¿Qué está mal conmigo? Vivian se lamentó y se reprochó una vez más.

 

Por eso dicen que los autores son todos pájaros de la misma pluma….

 

Siempre que estaba enfocada o atraída por completo por un solo objetivo, habitualmente estrechaba su campo de visión y no miraba nada más que ese único objetivo. Por ejemplo, una vez cuando escribió su manuscrito, no se dio cuenta de que alguien a su lado estaba conversando con ella. No durmió ni se lavó hasta que terminó de escribir su manuscrito a su entera satisfacción.

 

Parece que esta vez estaba demasiado concentrada en Ray.

 

Es cierto que recientemente, había dejado atrás todas sus demás responsabilidades para resolver el misterio que era Ray. Pero quién iba a saber que ni siquiera tendría la mente para cuidar bien su cuaderno.

 

Sin embargo, mi área de actividad es bastante limitada.

 

Si no fue en su casa, entonces debe ser en la editorial o en la biblioteca, siempre y cuando no haya hecho algo tan estúpido como dejarlo caer en su camino. Vivian dejó de hacer un lío en su habitación y regresó a la biblioteca.

 

***

 

Mientras se quitaba la corona que estaba ligeramente torcida en la parte superior de su cabeza, el cabello blanco plateado brillaba radiantemente bajo la luz del candelabro.

 

Emperador del Reino de Astia, Julian Bernardo Franz Astia.

 

Arrojó la corona al suelo e inclinó su cuerpo más y más en el trono. Ante sus acciones, los sirvientes se acercaron apresuradamente y colocaron la corona en el pedestal de manera preciosa. Julian frunció el ceño como si los hubiera encontrado molestos y los hubiera hecho retirarse.

 

El tema central de la conferencia con el consejo aristocrático difería solo ligeramente de la conferencia anterior y, por lo demás, siguió siendo exactamente el mismo.

 

Iba a dejar vacío el asiento de la Emperatriz, qué iba a hacer para resolver el problema de un heredero, y le iba a permitir que el Gran Duque continuara como de costumbre ….

 

En este juego que habían creado y jugado, mencionaron a sus propias hijas para el papel de la Emperatriz. Fue similar a las acciones de los embajadores de naciones extranjeras: lo primero que hicieron fue entregarle el retrato de las princesas en su país de origen.

 

Era algo que no podía evitarse, algo que él entendía que era muy natural, pero Julian no podía borrar la sensación de que se había convertido en un gran semental reproductor.

 

Traducción: Miky 

Tags: read novel Historia En La Biblioteca Capítulo 24, novel Historia En La Biblioteca Capítulo 24, read Historia En La Biblioteca Capítulo 24 online, Historia En La Biblioteca Capítulo 24 chapter, Historia En La Biblioteca Capítulo 24 high quality, Historia En La Biblioteca Capítulo 24 light novel, ,

Comment

Chapter 24