Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino Capítulo 21

A+ A-

Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino

Capítulo 21

 

Mi rostro se veía sano, cuando se supone no estaba bien, y nosotros que estábamos dormidos sin cubrirnos adecuadamente con las mantas, además los ojos llorosos de Rudd Rick.

 

Mi madre que lo había visto todo tenía una cara de haber entendido la situación.

 

Pero eso fue todo.

 

Sorprendentemente, mi madre se rio y no me cuestionó. Más bien salió de la habitación en silencio y dijo con gestos: ‘hablaremos más tarde.’

 

Afortunadamente, Rudd Rick, que se despertó mucho tiempo después, no parecía saber que mi madre había estado allí.

 

Más allá de lo que no sabía, no quería que supiera que estaba llorando.

 

Incluso hasta que desayunamos con la duquesa, Rudd Rick ni siquiera podía levantar la cabeza y parecía ocupado cubriendo sus ojos hinchados.

 

¿Pero lo sabe él?

 

Mi madre y la duquesa han estado sonriendo durante un tiempo.

 

Estoy seguro de que mi madre te lo contó todo.

 

Estoy segura que mi madre debe querer saber todo, pero no tuve más remedio que meter la nariz en el plato fingiendo no saber nada.

 

Y cuando esas situaciones difíciles pasan de alguna manera.

 

—Vas a…. venir de nuevo, ¿no?

 

Agarré a Rudd Rick, que iba a volver más temprano de lo habitual, y finalmente le pregunté.

 

Incluso si nos habíamos reconciliado, él tenía ya un historial de quedarse callado. Aunque sabía que no volvería a hacer eso, me sentía ansiosa sin motivo. No quería dejar ir a Rudd Rick pero…

 

—Sí, definitivamente vendré.

 

El protagonista, quien dijo eso, sabía cómo hacer una sonrisa bastante confiable, así que terminé riendo.

 

Observe la parte trasera del carro saliendo de la casa durante mucho tiempo, cuando el polvo de la tierra se asentó, el carruaje se convirtió en un pequeño punto y desapareció.

 

Solo entonces me di la vuelta y me concentré en lo que había estado pensando.

 

«Tengo mucho trabajo que hacer».

 

El lugar al que me dirigí era la biblioteca.

 

La razón por la que fui de inmediato fue simple.

 

«Se supone que debemos llegar a conocernos.»

 

Realmente no había notado mucho que le gustaba u odiaba desde que conocí a Rudd Rick.

 

De hecho, todo el mundo lo sabrá después de un tiempo. Él tenia un poco menos de experiencia, y si está solo, no ayudaría.

 

Pero no poder decir las cosas es un asunto diferente.

 

Rudd Rick, a quien he visto, no me lo dirá por mucho que sepa que me gusta o no me gusta. Como siempre, le daré más importancia a mi opinión y trataré de seguirla primero.

 

Como si «no tuvieras que considerar tus propios pensamientos.»

 

¿Es por qué tiene poca confianza en sí mismo en sus elecciones, o es porque tiene baja autoestima desde el principio?

 

No puedo estar segura de nada, pero lo único es que, si sigue igual, puede volver a suceder.

 

Así que pensé que debería decirle a Rudd Rick.

 

Está bien que me digas lo que piensas en cualquier momento, y no hay nada más importante entre mis pensamientos y los tuyos.

 

Es más precioso lo que piensas.

 

«¡Sí, elevemos su autoestima!»

 

Pero, el problema es lograrlo.

 

«¿Cómo?»

 

Una forma de aumentar la autoestima.

 

Si lo supiera bien en primer lugar, no habría tenido este tipo de problemas.

 

Pero no me especialicé en educación infantil en mi vida anterior ni estudié por separado, así que estaba mal.

 

Pero conocía un lugar donde podía suplir mi falta de conocimiento.

 

Un lugar llamado «la cuna del conocimiento». Es la biblioteca de nuestra Familia del Duque Averine, que se dice que es el equivalente a ir a la Biblioteca del Palacio Imperial.

 

«Estoy buscando datos allí».

 

Hay tantos libros que no veo la hora de verlos, así que pensé que habría una forma de mejorar la autoestima.

 

Entré a la biblioteca de muy buen humor y rebusqué entre los libros durante horas-.

 

—Parece demasiado difícil y es soy un poco vaga…

 

….. Estaba medio muerta.

 

La bibliotecaria seguía mirándome fijamente, mientras organizaba los libros a mi lado.

 

Me lo merecía. Normalmente, si tan solo fuera a la biblioteca y tuviera pasión por el estudio, los tutores se habrían derrumbado de alegría.

 

La biblioteca ha sido un buen refugio para mí hasta ahora. No podría dormir tan bien si me tumbara en la estantería de la biblioteca con el pretexto de leer libros después del almuerzo.

 

Y la bibliotecaria que lo estaba viendo todo, no podía no saber quién era yo.

 

Pero un día, aparecí de repente y leyendo un libro durante mucho tiempo con una cara seria, por lo que podría ser tan raro.

 

Movía los libros, buscando los libros que le pedía, sin quitar la expresión.

 

Así que la mayoría de los libros apilados frente a mí eran así.

 

[10 principios que mejoran la autoestima.]

 

[Decidí amarme a mí mismo desde hoy.]

 

[Coraje que puede ser odiado]

 

[Pioneros en sus propias vidas.]

 

Etc.

 

Desde libros de autoayuda hasta ensayos, escritos de incluso grandes hombres.

 

Cada libro tenía un contenido y un tema diferentes, pero no pude encontrar lo que buscaba.

 

Algunos libros tratan en profundidad la teoría de la autoestima, mientras que otros se pasan la vida de forma inesperada.

 

Más tarde, comencé a buscar diferentes tipos de libros porque pensé: «¿He leído libros demasiado similares?» y finalmente toqué los textos para padres.

 

[No grites, no golpees.]

 

[Ley de educación amorosa para mi hijo.]

 

[Clase de psicología materna.]

 

No fue hasta que leí… Que terminé dejando el libro porque me sentía avergonzada.

 

¿Qué diablos se supone que debo hacer…?

 

Quizás porque leí demasiados libros. Todo tipo de información fluyó en mi cabeza y se enredó, así que sentí que mi mente estaba cambiando.

 

Estaba destrozando mi cabeza y suspirando profundamente, pero miré a la bibliotecaria, que me había estado mirando por un tiempo.

 

Luego hizo la pregunta de la nada.

 

—Señora.

 

—¿Qué

 

—¿Cómo puedo mejorar la autoestima?

 

—¿Sí?

 

—Oh, ¿es un poco raro? ¿Cómo puedo mejorar la confianza?

 

Me estaba quedando sin ninguna expectativa, pero inesperadamente, la señora pareció pensar seriamente.

 

Habiendo estado pensando en ello durante mucho tiempo, pronto se le ocurrió la respuesta.

 

—Yo… Yo suelo hacer planes.

 

—¿Planificación?

 

Asintió con la cabeza e inmediatamente continuó con su explicación.

 

—Sí, tengo la costumbre de despertarme cada mañana y organizar mi trabajo del día… Si haces lo que has organizado uno por uno y lo borras, te sentirás orgulloso y más seguro de ti mismo… Bueno, sí.

«¿Fue demasiado?» dijo, expresando preocupación. Pero al escuchar su explicación con calma, sentí que mi cabeza se iluminaba al poco tiempo.

 

«Es fácil de hacer».

 

Era una forma mucho más fácil y sencilla de llevar, que leer un libro.

 

Además, se basaba en las experiencias de otras personas, por lo que el efecto sería claro, y aunque no fuera adecuado, era fácil de practicar, por lo que valió la pena hacerlo al menos una vez.

 

Pero de una manera me dije que no sería suficiente. Incluso yo no sabía qué método le conviene al protagonista.

 

«¡Voy preguntando más!»

 

Se necesitaban más formas para lograrlo.

 

¿No sería una buena idea seguir los consejos de la experiencia y elegir uno bueno entre ellos?

 

Salté de mi asiento para finalmente buscar la solución.

 

Cubrí el libro que me había mareado la cabeza, escuché el sonido de «Tag» y me reí con la señora.

 

—¡Muchas gracias!

 

Luego salí corriendo de la biblioteca sin dudarlo.

 

Finalmente, había mucha gente buena a mi alrededor, y no había tiempo suficiente para preguntarles a todos antes de que llegara Rudd Rick.

 

Corrí hacia mi destino.

 

Había gente a mi alrededor que me vino a la mente por primera vez cuando decidí preguntarles cómo hacerlo.

 

Abrí la puerta del salón de estar con todas mis fuerzas y grité fuerte.

 

—¡Mamá, Papá!

 

***

Afortunadamente, los dos estaban juntos.

 

Mi padre estaba sentado en el sofá relajándose y mi madre vertía té en la taza de mi padre.

 

Como esperaba, tenía prisa por encontrarlos porque ya habrían regresado, pero el tiempo también fue increíble.

 

Según el equipaje y la ropa que aún no ha empacado, mi padre no parecía que estaría en un viaje de negocios durante mucho tiempo.

 

Así que lo dudé, «¿Debería preguntarle más tarde?» porque se veía cansada la cara de mi padre, sin embargo, él inesperadamente se animó cuando me vio.

 

En lugar de señalar mi comportamiento grosero abriendo la puerta, mi padre se levantó de un salto y me miro con una mirada más acogedora que yo.

 

—¡Dalia! ¿Te encuentras bien?

 

¿Hay algo que te esté molestando?

 

En el momento en que incliné la cabeza, mi rostro se endureció.

 

«¡Bien, lo estaba fingiendo…!»

 

Fue ayer, pero olvidé que había muchas cosas por aclarar.

 

Estoy segura de que mi madre incluso sabía que estaba fingiendo. Quizás no me había dicho eso todavía, y mi padre parecía realmente preocupado.

 

Traducción: Ara

Corrección: Sobralia

Tags: read novel Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino Capítulo 21, novel Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino Capítulo 21, read Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino Capítulo 21 online, Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino Capítulo 21 chapter, Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino Capítulo 21 high quality, Me Convertí En La Amiga Del Protagonista Masculino Capítulo 21 light novel, ,

Comment

Chapter 21