No Puedes Escapar Del Diablo Capítulo 1 Parte 1:

All chapters are in No puedes escapar del diablo
A+ A-

No Puedes Escapar Del Diablo

Capítulo 1 Parte 1


Algo pesado fue lanzado por encima del imponente muro de piedra. Había una multitud de personas reunidas bajo el muro de piedra, pero ninguna de ellas prestó atención a lo que se lanzaba. Aunque se trataba de una mujer ensangrentada.  La atención de la gente reunida estaba más allá de los imponentes muros, no en una mujer que se estaba muriendo, o quizás ya estaba muerta.

 

—Dame algo de comer. Agua o cualquier cosa está bien, por favor.

 

—¡Por favor, sálvame! ¡Déjenme salir de este lugar! Por favor… No quiero morir. ¡Ayudenme!

 

—¡El niño se está muriendo! Necesita medicinas, ¡por favor, dame medicinas! Por favor.

 

Asaya se sintió impotente y miró a la gente mientras intentaba alcanzar el muro de alguna manera posible.

 

—Gente patética….

 

Sí, fue patético. No habría nada diferente si gritara aquí porque su garganta estallaría. Debe ser una esperanza inútil, pero ¿qué diablos es «por favor sálvame?» ¿Creen que pueden salir de este lugar infernal y entrar en el reino más allá del muro? No, ¿piensan que pueden vivir felices, aunque entren en el muro? Suena absurdo. Incluso si tienen la suerte de llamar la atención de los nobles y entrar en el «Imperio Muraye» más allá de la muralla, la mayoría de ellos serán como la mujer que yace allí y muere.

 

—Es realmente patético. 

 

Murmuró Asaya.

 

Leah, la única amiga y familiar que estaba a su lado, la miró fijamente. 

 

—¿Quién eres tú para hablar de ser patética? Tú también estás sentada aquí.

 

—Por eso yo también soy patética.

 

Asaya sonrió débilmente mientras miraba a Leah, que estaba guardando su lado en silencio. Había estado con Leah desde que era muy joven. Leah era una huérfana de origen desconocido, que vagaba sola sin padres, y fue recogida por el padre de Asaya. Se convirtió en una guardiana que protegía a la familia de Asaya.

 

—Esa mujer, ¿es la que falleció hace un mes?

 

Ante la pregunta de Leah, Asaya asintió.

 

—Tal vez.

 

—Pensé que duraría dos meses, pero sólo ha pasado un mes.

 

—Sí. Pensé que duraría bastante, pero no pudo hacerlo por mucho tiempo. Aun así, esa mujer era la mujer más hermosa de esta zona.

 

—Es un final obvio ser arrojado como un cadáver de esa manera, así que ¿por qué se arrojó en vano?

 

—Aquí está ella. No murió de lujo, sino como todos los demás.

 

—Pero odio una muerte tan miserable.

 

El cuerpo de la mujer ya no estaba intacto. Había señales de abuso por todas partes. Los moretones y cortes no se ajustaban a su fino cuerpo hacían adivinar lo dura y miserable que había sido su vida.

 

—Todo es lo mismo cuando mueres. ¿En qué parte del mundo la muerte no es miserable? Más bien, esa muerte era significativa.

 

Recibió riquezas y alimentos a cambio de ser convertida en juguete tras seguir a un noble. Sin embargo, no fue una muerte sin sentido, ya que alimentó a su familia. La mujer se asomó al muro para ver pasar al joven noble. Dijo que la amaba, pero por desgracia, no era amor verdadero.  Lo dijo todo cuando su cadáver ensangrentado regresó.

 

—¿De verdad te vas a quedar aquí?

 

 preguntó Leah.

 

—Sí.

 

—No, vamos a casa ahora. ¿Qué será diferente esta vez?» Leah insistió a Asaya.

 

Asaya sonrió con amargura.

 

—Llevamos una semana pasando hambre. Es más difícil robar a los demás porque todos están muertos. Y los únicos que quedaron fueron nuestros compañeros que se quedaron con todo.

 

—Si te mudas a otra zona, ¿habrá algo diferente?

 

 Preguntó Leah.

 

Probablemente no. Asaya seguiría muriendo de hambre. Después de convertirse en pecadora y ser conducida a esta tierra de muerte, tuvo una dolorosa experiencia de lo difícil que era la vida. El peligro de los demonios devoradores de humanos y las plagas de los cadáveres dejados por los demonios era mejor que esta tierra. El problema más grave era el hambre.

 

—¿Qué y cómo vivir en una tierra donde ni siquiera los cultivos pueden crecer? ¿Qué podemos hacer en este lugar contaminado? Ahora que no tenemos nada, ¿cuánto tiempo crees que podremos seguir viviendo? Ya no puedo soportarlo.

 

—… ¡Asaya, no!

 

Leah intentó decir algo, pero pronto cerró la boca con fuerza. Luego miró en silencio a su alrededor. De todos modos, no había esperanza en esta tierra. Porque esta era la tierra de los abandonados, un lugar infinitamente difícil. 


Traductor: Kanao

Tags: read novel No Puedes Escapar Del Diablo Capítulo 1 Parte 1:, novel No Puedes Escapar Del Diablo Capítulo 1 Parte 1:, read No Puedes Escapar Del Diablo Capítulo 1 Parte 1: online, No Puedes Escapar Del Diablo Capítulo 1 Parte 1: chapter, No Puedes Escapar Del Diablo Capítulo 1 Parte 1: high quality, No Puedes Escapar Del Diablo Capítulo 1 Parte 1: light novel, ,

Comment

Chapter 1 parte 1