Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino capitulo 9

A+ A-

        Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino

                                           Capítulo 9

 

—Heek….

 

Un chillido cercano a la muerte brotó de la boca de Rose, no tuvo más remedio que caer sobre el cuerpo de Llewellyn.

 

Fue casi un instinto que lo primero que le vino a la mente fuera huir, sin embargo, los fuertes brazos de Llewellyn la abrazaron con fuerza y no la soltaron.

 

Lo que es peor Llewellyn incluso se dio la vuelta y se colocó encima de ella, luego mientras la abrazaba con fuerza, la besaba aquí y allá en la cara.

 

Rígida como una sábana Rose estaba asombrada por su estado medio despierto y no podía moverse.

 

“¿Qué tipo de hábito de dormir es este….?”

 

Mientras luchaba en sus brazos Rose lo golpeó con fuerza en el pecho.

 

Sólo entonces el enfoque volvió lentamente a los ojos de Llewellyn, como si apenas hubiera recobrado el sentido, parpadeando un par de veces, la miró con una mirada genuinamente sorprendida.

 

—Ah, R-Rose.

 

—…

 

Sonrojándose y sin saber qué hacer Llewellyn rápidamente se apartó de su cuerpo, ella se levantó lentamente y lo miró con ojos tibios.

 

Parpadeó tristemente, tapándose la boca con una mano, su rostro así como su cuello y orejas estaban de un rojo brillante.

 

Llewellyn bajó la mirada y tímidamente trató de explicarse.

 

—Lo siento … mientras dormía, pensé que era un sueño.

 

No parecía ser una mentira y también parecía genuinamente avergonzado, además Rose pensó que incluso se veía lindo cuando notó que la miraba tímidamente.

 

“No puedo creer que seas tan lindo….”

 

Sintiendo una sensación de vergüenza, Rose enterró su rostro entre sus manos, deseaba ser menos impulsiva, pero…

 

Dios la había convertido en una tonta indefensa.

 

“Ser lindo y guapo, es un hombre tan malvado.”

 

Con un suspiro, Rose se levantó de la cama, luego habló con Llewellyn, que todavía estaba tan rojo como un tomate maduro.

 

—Lávate y desayunemos, estaré en la sala de estar, dejé una muda de ropa ahí.

 

Llewellyn miró una bolsa con la ropa que había comprado ayer y asintió en silencio.

 

Rápidamente salió corriendo del dormitorio antes de que pudiera ser encantada por él.

 

Tan pronto como Rose salió a la sala de estar y se tumbó en el sofá, el familiar simplón pasó desapercibido y agitó la cola.

 

Ella refunfuño empujando con los pies descalzos la barriga del familiar.—Vete, cachorro …

 

Sintiéndose irritable, Rose hundió la cara en un cojín y gimió como un fantasma.

 

A diferencia del aguacero de ayer hoy estuvo muy soleado.

 

En un día como este, uno puede contar la suerte de poder caminar al lado de un hombre hermoso.

 

El problema era que el hombre hermoso, era alguien que seguía poniendo su corazón en desorden.—Gracias por la ropa, me queda bien.

 

Llewellyn dijo sonriendo dulcemente con el rabillo de sus ojos esmeralda mirándola, siempre que la miraba discretamente sonreía así.

 

“Al principio, pensé que era solo un hábito …”

 

Espera ahora que lo pienso, Rose nunca había oído que el duque Rasiane, fuera muy sonriente cuando hablaba con los demás.

 

Aunque Rose había estado atrapada en la torre de los Magos durante la mayor parte de su vida, podía jactarse de que no era oscura para el mundo exterior.

 

“¿Me equivoqué con el duque?”

 

Su comprensión y su vaga imagen del duque Rasiane se estremecieron violentamente, a menos que ella estuviera equivocada y él sonreía así porque estaba loco.

 

“¿Y si todavía está loco…? Eso es un gran problema. ¿No me va a decir que asuma la responsabilidad más tarde?”

 

De todos modos era cierto que la ropa que eligió Rose le quedaba muy bien, con el corazón apesadumbrado habló.

 

—Es un alivio, el tamaño encaja perfectamente … El diseño te queda bien.

 

—¿Es eso así? ¿Te gusta cómo me veo ahora?

 

—Sí, se ve bien.—Cuando Rose asintió con una sonrisa, Llewellyn sonrió ampliamente.

 

En ese momento pensó que cientos de flores estaban en plena floración a su alrededor, era tan hermoso que provocó una ilusión hasta el punto de que fue aterrador.

 

Debería haber elegido ropa extraña.

 

“iEntonces la energía lúgubre que fluirá de la ropa extraña habría empañado esa belleza….!“

 

Sin embargó Rose tuvo la corazonada de que con una cara así, cualquier cosa que llevara estaría de moda …

 

—Espero verme bonito en tus ojos, Rose.

 

—¿Qué? Por supuesto, el duque siempre está….

 

Inconscientemente, Rose casi soltó «siempre hermoso y guapo» Habiéndo casi dejado escapar sus pensamientos …

 

Vaciló tratando de encontrar la respuesta correcta, aclarándose la garganta como si tuviera una tos fuerte, continuó.

 

—Naturalmente, Duque Rasiane siempre está de moda.

 

—¿En realidad? ¿Rose siempre se ha interesado por mí?

 

De alguna manera la pregunta surgió de la nada, pero parecía planificada, Rose pensó que era un hombre que sabía extraer las respuestas que quería.

 

—Tan mal como está, su habilidad para hablar parece estar intacta.—Con un leve asentimiento, Rose respondió.—No es que me interesara.

 

Porque él era el protagonista masculino.—Pero es fundamental conocer la cultura de los nobles del Imperio.

 

Conocer a los diferentes nobles, ese fue su grado de interés, eso fue todo.

 

Personalmente ella no tenía mucho interés en ellos, no le importaban las personas con las que no tenía nada que ver.

 

“Pero no puedo creer que lo besé…¡Dos veces… !”

 

“i¿He perdido mi mente?!”

 

Rose estaba segura de que Adrián golpeará al duque si se entera.—No, absolutamente no puedo dejar que se entere.

 

“iNi siquiera puedo empezar a imaginar lo que haría ese loco bastardo…!”

 

Mientras Rose estaba aterrorizada al pensar en Adrián, escuchó una voz suave de Llewellyn.

 

—¿Así que estabas interesado en mí?

 

—¿Perdón? Bueno, sí…

 

Llewellyn parecía muy feliz hoy pero ahora que escuchó su respuesta parecía aún más feliz, una sonrisa de satisfacción se levantó alrededor de su boca e hizo que su imagen fuera más suave.

 

Y la forma en que Llewellyn la miraba, por alguna razón…

 

La ponía nerviosa, ella se apartó de su mirada resentida por su corazón que comenzó a latir con el viento.

 

Mientras Rose caminaba un poco rígida juntando sus manos calientes, Llewellyn habló como si acabara de recordar algo.

 

—Oh Rose y…

 

—…

 

Rosenia lo miró interrogante. Llewellyn sonrió y continuó.

 

—La ropa interior también se ajusta perfectamente.

 

Rose se quedó paralizada de asombro, rígida como un árbol e incapaz de moverse.

 

 

Llewellyn, que seguía sonriendo alargó la mano y le acarició la mejilla con suavidad.

 

“Se ve tan feliz ¿o me equivoco?”

 

¿Sacó la ropa interior a propósito? ¿Tratando de burlarse de mí a propósito? De ninguna manera, está totalmente fuera de lugar

 

iNo hay forma de que el protagonista masculino diga una cosa tan descarada!

 

iEso es demasiado fuera de lugar!

 

iNo era cualquiera, sino el siempre recto y honesto duque Rasiane!

 

“iSe supone que es un hombre puro e inocente que ni siquiera sabe nada sobre la obscenidad!”

 

iLa encarnación de la abstinencia! iEl fruto de la pureza! iEstoy seguro de que nunca ha hecho nada para satisfacer sus propios deseos …!

 

Rose salió de sus pensamientos antes de que se le escapara de las manos, decidió dejarlo así, temiendo lo que pudiera pensar cuanto más divagaran sus pensamientos.

 

Sin embargo, su mente agitada tenía otras ideas.

 

“Pero para un chico puro, creo que sus besos fueron bastante buenos.”

 

“Sin embargo, pertenece a otra persona …”

 

“¡Ah, détente! iPor favor, para!”

 

Sintiéndose profundamente avergonzada de sí misma por pensar en la vez que se besaron, rápidamente detuvo esos pensamientos.

 

Por alguna razón a Rose le dolía la cabeza, solo para notar que se había estado alborotando el cabello.

 

Mientras trataba de recuperarse, una risa baja vino de su lado Llewellyn parecía que se estaba divirtiendo mucho mirándola.

 

“¿Este chico…?”

 

Rose no era una persona muy violenta, pero tenía ganas de pegarle sin motivo.

 

Pero golpear el cuerpo sólido de Llewellyn solo lastimará su mano, por otro lado usando su magia de fuerza, pensó que él saldría gravemente herido.

 

“Já, te perdonaré porque eres guapo.”

 

Llewellyn no lo sabía, que su increíble belleza ya le había salvado la vida muchas veces…

 

Rose pasó deliberadamente por delante de él para tomar la delantera y habló.—Vamos a desayunar, tengo hambre.

 

—Rose… Espérame.

 

Llewellyn que la seguía le tomó la mano con sigilo, su mano era tan grande que cubría la suya y hacía mucho calor.

 

Rose trató de sacar su mano, sintiendo su cara ardiendo, pero Llewellyn se aferró con fuerza y no la soltó.

 

Cuando Rose lo miró con un rostro que le decía que lo soltara, Llewellyn la miró con lástima mientras sus ojos brillaban.—Tengo miedo de perderme.

 

—…¿yo? ¿O tú Duque?

 

—No Rose, yo.

 

Rose estaba asombrada de que un hombre mucho más grande que ella fingiera ser débil, pero su rostro hizo que pareciera probable. Cuando miró su hermoso rostro que tenía un tinte de tristeza en ellos, la hizo ceder a lo que él quisiera.

 

Resintiendo impotente su corazón de voluntad débil, volvió la cabeza y comenzó a caminar hacia adelante.

 

Resintiendo impotente su corazón de voluntad débil, volvió la cabeza y comenzó a caminar hacía adelante.

 

Rosenia simplemente caminaba con la boca cerrada, tratando de apartar el pensamiento de su toque, su temperatura corporal y su mirada que seguía penetrando en su mente.

 

El hecho de que este hermoso hombre caminara a su lado con sus largas y hermosas piernas no ayudó en nada a aliviar sus caóticos sentimientos.

 

Cuanto más sospechaba tenía Rose de Llewellyn, más deseaba indagar en sus pensamientos más íntimos, quería saber qué escondía bajo esa sonrisa despreocupada.

 

Rose solo estaba a medias segura de que Llewellyn, estaba en un estado de locura porque a veces parecía que estaba fingiendo estar loco.

 

Estaba claro que Llewellyn era un hombre muy difícil de conocer… los pensamientos internos de todos modos eran imposibles de saber, así que lidiar con este tipo de pensamientos que la dejaron agotada e inquieta.

 

Rose quería separarse de él lo antes posible y seguir su propio camino, pero tenía la sensación de que pasaría mucho tiempo antes de que eso sucediera.

 

“Me esta volviendo loca, no estoy seguro de no enamorarme de él….”

 

Mientras Rose contenía su corazón, mientras pensaba en esto y aquello habían llegado a su destino, un restaurante.

 

No había mucha gente en el restaurante porque era de mañana, sin embargo no solo los invitados sino también el camarero seguían mirando hacía ellos.

 

Era obvio por qué, fue por este hombre que naturalmente se sentó a su lado, captaba la atención de todos de un vistazo.

 

Su cabello rubio platino brillaba bajo el sol de la mañana y cuando Rose se encontró con sus ojos esmeralda, sus labios se curvaron como la luna creciente.

 

“E-esos ojos de nuevo ¿Está bien sonreír así, cuando él es el duque?”

 

“Por cierto ¿por qué está sentado a mi lado?”

 

Había un asiento frente a ella ¿La gente no suele ir a un restaurante y sentarse uno frente al otro? ¿Por qué diablos está sentado a mi lado?

 

Rosenia preguntó con impaciencia.—Oye, ¿por qué estás sentada a mi lado…?

 

—Ah.

 

Llewellyn lanzó una breve exclamación y sonrió, ¡Esa sonrisa de nuevo!

 

Una sonrisa que parecía ocultar algo Rose deseo pellizcarle las mejillas y preguntarle violentamente por qué diablos estaba sonriendo así.

 

Un hombre así, que no conocía sus pensamientos internos bebía agua con calma y hablaba.—Esos bastardos siguen mirando a Rose.

 

Tags: read novel Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino capitulo 9, novel Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino capitulo 9, read Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino capitulo 9 online, Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino capitulo 9 chapter, Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino capitulo 9 high quality, Obsesión inofensiva por el cautivador protagonista masculino capitulo 9 light novel, ,

Comment

Chapter 9